29 mar. 2012

Premios del SIPA

El día 28 de marzo de 2012, se celebró en el museo Provincial de Zaragoza, la Asamblea del SIPA (Sindicato de Iniciativa y Propaganda de Aragón) y para finalizar, entregaron los Premios SIPA.
El salón estaba lleno de gente. El SIPA es una entidad que lleva 102 años dando a conocer Aragón fundamentalmente a través del turismo, realizando excursiones por las localidades. Los socios visitaron Plenas el 3 de octubre de 2009, y allí estuvimos enseñándoles el pueblo y sus encantos, que son muchos, la casa natal de Manuela Sancho, etc. y se lo pasaron muy bien.
Saludé a Juan María Ferrer Figueres, premio SIPA el año pasado, gran amigo y con el que hemos colaborado en el Centro de Interpretación de la Batalla del Ebro de Gandesa, (Sección de Vilalba dels Arcs).
Este año, los premios SIPA han sido para José Ramón Barranco, presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Zaragoza durante muchos años, persona entrañable y gran amigo también.
Otro de los premios fue para Santos Villacián, magnífico artista artesano de la madera que vive en la encantadora localidad de Molinos y que ha llevado una gran labor a favor del patrimonio cultural de la localidad, también gran amigo y con el que visité su hermosa casa taller, ahora albergue, y estuve escuchando un concierto de zanfoña en las impresionantes Grutas de Cristal de Molinos.
Y el otro premio para José Luis Lasheras, alcalde de Biel desde hace mas de veinte años. Profesor de Instituto, gran amante de su localidad. Me gustó la iniciativa que mantiene desde que llegó a la alcaldía, y es que todos los sábados del mes de agosto, cuando el sol baja un poco, va de guía turístico con todo aquel que se apunte y lo enseña de corazón y disfrutando.
Para acabar el acto, presentó el libro “Diario del Primer Centenario de los Sitios de Zaragoza y la Exposición Hispano-Francesa de 1908”, publicada por el SIPA, el autor del mismo, Javier Cañada Sauras, y que a la salida del acto nos regalaron. En este librito hay interesantísimas entradas sobre Manuela Sancho, y el monumento que hicieron a las heroínas en la Plaza del portillo, así como la capilla donde reposan los restos de Manuela Sancho y las heroínas.
Resalto dos informaciones que me han sorprendido gratamente:
26-VI-1908
Ha sido aprobada por la Comisión Ejecutiva del centenario de los Sitios un a propuesta del Doctor Cerrada para que se celebre una sesión extraordinaria. Propone Cerrada para la sesión el dos de julio, fecha conmemorativa en que Agustina de Zaragoza disparó el cañón contra las fuerzas sitiadoras o bien el cuatro de agosto, que recuerda el primer ataque de las fuerzas napoleónicas a Zaragoza y la primera victoria ganada por los heroicos zaragozanos.
En esa sesión se hará entrega al Ayuntamiento de la medalla de Oro del Centenario, de los objetos que pertenecieron a Manuela Sancho, los cuales guardaba el Ayuntamiento de Plenas, y de las llaves de los sarcófagos que contienen los restos mortales de las tres heroínas. A la sesión asistirán las primera autoridades.

2-VII-1908
La Sección primera municipal, bajo la presidencia del Alcalde don Antonio Fleta, acordó entre otras cosas, que sea depositada en el Archivo Municipal la lápida que tapaba en el cementerio de Torrero el nicho de la Heroína de los Sitios, Manuela Sancho.
El autor del libro pertenece a la Asociación los Sitios de Zaragoza y varios destacados miembros de la misma asistieron a la inauguración de la Casa Museo de Manuela Sancho en nuestro querido pueblo de Plenas, y que desde aquí recordamos que es el primer museo, y el único, creemos que por ahora, que se ha abierto sobre la Guerra de la Independencia en Aragón.

27 mar. 2012

Ha fallecido José Blasco Luño

El día 25 de marzo de 2012, murió en Zaragoza José Blasco Luño Titimaye, a los 78 años de edad. Era hijo del tío Lucas y de Encarnación, fallecidos hace años. Les damos nuestro más sincero pésame a hermanos Julio y Julia, sobrinos y demás familia.

Falleció Francisco Gracia Procas "Paco"

El día 23 de febrero de 2012, falleció en Zaragoza, a los 73 años de edad. Era hijo del tío Doroteo el Cestero y la tía María, fallecidos hace años. A pesar del tiempo transcurrido, les damos nuestro más sincero pésame a esposa, hijos y nietos.

Falleció Teodoro Gracia Procas

El día 1 de noviembre de 2011, falleció en Zaragoza, a los 82 años de edad. Era hijo del tío Doroteo el Cestero y la tía María, fallecidos hace años. Era viudo de Marcelina. Nuestro más sincero pésame a hijos y nietos.

Murió Indalecio Gracia Procas "el Chato"

El día 23 de enero de 2011, falleció en Zaragoza, a la edad de 75 años. Era hijo del tío Doroteo el Cestero y la tía María, fallecidos hace años. A pesar del tiempo transcurrido, les damos nuestro más sincero pésame a esposa, hijos y nietos.

26 mar. 2012

Paseo por la orilla del Ebro

Hoy es lunes, 26 de marzo de 2012. Ayer cambiaron la hora y el día se hace mas largo, lo que me anima a estar mas en la calle y disfrutar de los buenos dias, como hoy.
He ido a Monzalbarba en coche y de allí he vuelto andando hasta Zaragoza dando un gran rodeo: he ido hacia Alfocea y al cruzar el Ebro, he torcido a la derecha, por una hermosa senda junto al río, llegando al Galacho de Juslibol, y allí he subido a la cresta de los farallones y bordeándola he llegado a Juslibol. De allí andando hasta casa.

Camino por el soto.

El Ebro.
Un magnífico y hermoso paseo. Podría haber hecho muchas cosas, pero me ha resultado irresistible el pasear por el campo. Hace muchos días que no salía de excursión y lo echaba de menos….

Árbol derribado por el viento.

Un hermoso árbol.

Álamo.
En el camino he podido observar que ya están los árboles frutales en flor y muchas plantitas también: las malvas, las amapolas, las hilvianas… Y se oyen los hermosos trinos de los pajarillos.
Por la orilla del río, en el bosque de ribera, se aprecian muchos árboles rotos y derribados por los fuertes vientos de este invierno. Casi parece que ha pasado un dinosaurio, o un gigante enfadado. Durante el trayecto busco huellas, como si fuera un explorador indio. Me gusta descubrir las pisadas de animales y reconocer que especie es…, o el paso de caballos.
Los álamos son árboles majestuosos, preciosos.
A algunas personas les da miedo caminar solos por estos bosques, a mí me da paz y alegría… Llegando a Juslibol, veo una pintada: “ El que no quiere ganar ya ha perdido”. Al llegar al pueblo oigo los gritos de los niños jugando por las calles y huertos. Son tan hermosos y alegres como los trinos de los pájaros. Y de aquí a la gran ciudad gris.


Otro tramo de la senda.

Árbol caido en el camino a modo de entrada triunfal.

Ramas con líquenes.

Paisaje cerca del galacho de Juslibol.

Piedras del río.

Montes del Castellar.

La gran ciudad al fondo desde el Castellar.

Flora extraña, chumberas cerca de juslibol.

Acequia de Juslibol.

El puente de Santiago en Zaragoza, el puente de los enamorados.

12 mar. 2012

Las Tarayuelas, en "Dándolo todo jota"

Santiago Pellicer.
Santiago Pellicer, compositor de Tarazona, compuso una melodía para el concurso de música de la Comarca de Bechite titulada "Las Tarayuelas" y que fue dedicada a Plenas. Es interpretada por la rondalla del programa de la Televisión Autonómica "Dándolo todo jota". Una exquisitez y un lujo. Agradecemos al autor y a David Marqueta, el recuerdo que hay tenido con este pueblo. Se puede ver en el siguiente enlace clicando sobre la referencia "Escuelas de baile infantil" del 11/03/2012 (a partir de 1h 23' 15"):


Dándolo todo jota

David Marqueta, conductor del programa, entrevistando a Santiago Pellicer.

11 mar. 2012

Memorias de la Guerra

Emblema de la Columna Macia-Companys

El ayuntamento de la Roca del Vallés creó el año 1998 el Archivo de la Memoria Popular, tomando como modelo el primer centro de documentación que se creó en 1984 en el pueblo italiano de Pieve Santo Stefano. En este archivo se dedica a recuperar la Memoria Popular y está formado por testimonios autobiográficos:

http://memoriapopular.org/historia.htm

En estos archivos hemos encontrado las memorias de dos catalanes que lucharon por la zona de Moyuela. Como son muy interesantes, las hemos traducido y las colgamos aquí.

Las memorias de Josep Antón Rovira narran la vida en el frente durante septiembre y octubre del año 1937:

Se puede ver y descargar la traducción en PDF en el siguiente enlace:

Nuria Herreros Cebollada, actriz

Fuente: http://www.aragondigital.es
Desde este blog deseamos a Nuria Herreros Cebollada, hija de Aurora Cebollada y nieta de Braulio Cebollada, de Plenas, que tenga todo el éxito del mundo junto con sus compañeras de reparto por la obra teatral “Sin tí. Cómo superar una ruptura”. Actualmente se representa en el Teatro del Mercado de Zaragoza (Plaza de Santo Domingo).
Fuente: Heraldo de ARagón, 7 de marzo de 2012

Mujeres en solfa

En plena representación. Foto: Agustín Tomico.
Nuestros amigos de La Chaminera (Toche Menal y Ángel Vergara) han realizado cuatro conciertos por tierras aragonesas con el espectáculo Mujeres en solfa y coincidiendo con el día internacional de la Mujer. Han tenido un notable éxito en todas su representaciones
Ángel Vergara. Foto: Agustín Tomico. 
y se ha rendido homenaje a las mujeres de la sociedad tradicional, en sus múltiples facetas, pero en especial como transmisoras de un importante patrimonio oral que sin ellas habría desaparecido. Nanas, canciones de juegos, de amor, de trabajo, romances, jotas con referencias al maltrato…
Han sido unos conciertos con seis personas en escena y más de una veintena de instrumentos. Nuestra más sincera enhorabuena y desearles que lo vuelvan a realizar, ya que mucha gente se ha quedado sin poderlo ver.

Nuevo taller de "Gaitería Tremol"

Foto: Agustín Tomico.
Nuestros amigos de Gaitería Tremol que llevan más de veinte años construyendo instrumentos tradicionales aragoneses: gaitas de boto, dulzainas, chiflos, pinfanos... y multitud de pequeños instrumentos de caña y accesorios, han inaugurado su nuevo local. El taller está situado en la calle San Agustín, 6, en el zaragozano barrio de la Magdalena y están integrados en el proyecto Sietespacios que comparten con otros seis emprendedores vinculados al mundo la cerámica, joyería y bisutería, moda, cartón y restauración. Estuvimos en la inauguración el pasado viernes, día 9 de marzo de 2012. En ambiente, inmejorable y allí se juntaron amigos procedentes de muchos los lugares. Entre muchos podemos citar a: Javier Martínez, luthier y uno de los fundadores del Museo de la Transhumancia (Guadalaviar), Luismi Bajén (Biella Nuei), Mario Gros y Rafael García, autores del “Método de gaita de boto”, Concha Breto, Agustín Tomico, antiguo montañero y autor de varios libros relacionados con la montaña y la provincia de Guadalajara, Jesús Martínez y José Grima (Fagüeño), Pablo y Andrés Mir (Mirlos), Salvador Cored (Olga y los Ministriles), Antonio Bernal (Boha qui pot -Gascuña-Francia). No citaremos más porque podríamos llenar un par de folios y siempre nos dejaríamos alguno, en definitiva, una fiesta en toda su regla. Buen vino, buenos pinchos y hubo música en directo. Como colofón, interpretaron algunas melodías el grupo de de folclore marroquí Mustapha Ghouzal, un lujo. Deseamos a Nacho Martínez, actual luthier de Gaitería Tremol, lo mejor en el mundo de la luthería.
Nacho Martínez, "bendiciendo" el local. Foto: Agustín Tomico.
Antiguos componentes del grupo Fagüeño. Foto: Agustín Tomico.
Ánchel Bizén López, alumno de la Escuela Municipal de Música y Danza de Zaragoza. Foto: Agustín Tomico.


10 mar. 2012

Giuseppe Zuffi



Avión Fiat cr 32 , como el que aterrizó en el aródromo de Plenas. Fuente: http://www.simnetwork.com


En el aeródromo de Plenas solo aterrizó un avión en toda la guerra, y fue un FIAT CR 32, pilotado por el suboficial piloto Giuseppe Zuffi.
Ya hemos contado en un artículo anterior los sucesos del 9 y 10 de marzo de 1938. Zuffi iba con su avión cubriendo el avance del ejército franquista y ametrallando y bombardeando las posiciones enemigas. A la altura de Blesa algunos aparatos republicanos hicieron frente y dañaron el avión de Zuffi que aterrizó como pudo en el aeródromo de Plenas. A punto estuvieron de matarlo pero se salvó por los pelos. Debía ser un tipo curioso pues fue llevado a Moyuela y allí consiguió convencer a los dos ficiales que lo tenían prisionero y a 23 soldados mas para que se pasaran con el a los franquistas.
Cuando Plenas ya estuvo en poder de los franquistas, el día 11, Zuffi subió al aeródromo a recuperar su avión, que estuvo reparándolo con mecánicos y al final lo pudo poner en marcha y despegar de nuevo a su base.
Giuseppe Enrico Zuffi nació el 9 octubre 1914 en Minerbio (Emilia Romagna-Italia). Vino como voluntario a la Guerra Civil española, siendo piloto en el Grupo XXIII. Su acción más conocida fue un combate el 12 de octubre de 1937 con su cuadrilla, entre Fuentes de Ebro y Villafranca, donde derribaron 7 aviones enemigos.
Después de la guerra española, marchó a Italia y al declararse la 2ª Guerra Mundial, combatió como piloto en ella, a las órdenes de Mussolini. Participó en numerosas acciones de guerra.
En junio de 1940, el Teniente Zuffi con otros aviadores, atacó los aeródromos franceses en Le Cannet-des-Maures y Cuers Pierrefeu, en la Provenza. En una de las acciones se perdió, tuvo que aterrizar en Cuers Pierrefeu y fue hecho prisionero por los franceses y su avión fue considerado trofeo de caza por los franceses Por esta misión fue condecorado con la Medaglia de Plata al Valor Militar. Poco después se rindió Francia y Zuffi fue liberado.
Pasó con su avión a combatir en Libia, apoyando las acciones del Äfrica Korps, de Rommel, combatiendo en Bengasi, Sidi Barrani, Bardia y Gazala.
En mayo de 1941 fue ascendido a capitán. Zuffi murió el 13 de febrero 1942 en un accidente de aviación en Nápoles. Giuseppe Zuffi está considerado un héroe de guerra en Italia.

9 mar. 2012

Plenas, en el programa "Sin ir más lejos"

Esta mañana, 9 de marzo, el programa "Sin ir más lejos" de Aragón Televisión, ha contado con la participación de Plenas. Colocamos el enlace para el que lo quiera ver:

http://alacarta.aragontelevision.es/programas/sin-ir-mas-lejos/

6 mar. 2012

La toma de Plenas el 10 de marzo de 1938

En febrero de 1938 el frente en las cercanías de Plenas estaba estabilizado desde hacía meses. A veces renovaban las tropas. A finales de 1937 van al sector de Moyuela varias brigadas, la 131, mandada por André Invernon, y la 132 , por Antonio Blavia, compuestas en su mayoría por catalanes. En la última hay algunos valencianos.
Estos soldados iban y venían haciendo guardias, centinelas y tareas propias de una linea de frente sin combates. Durante tres meses disfrutan de relativa tranquilidad, vigilando la línea de frente que va de Monforte de Moyuela hasta Villar de los Navarros pasando por Bádenas. Allí estaba Joan Sales, un joven catalán que luego sería escritor de cierta fama. En noviembre de 1937 está en Moyuela y coge un libro de la biblioteca de la brigada. Es “La leyenda de Esclarmonda”, de Valeri Bernard, francés que escribe en occitano. Pocos días después, el 29 de noviembre está en Santa Cruz de Nogueras, desde donde escribe a un amigo contándoselo. Sales es teniente y manda una compañía desde la batalla de Belchite. Describe la gran carencia de armamento que tienen y que está todo el tiempo haciendo prácticas y reforzando las posiciones. En Monforte estaba el batallón 521, en el Villar el 524 y en Bádenas el 522.
Pero esta calma tensa se rompió el 9 de marzo. Poco antes había sido tomada Teruel y un enorme contingente de tropas y material militar estaban en la zona y fueron utilizados para empezar una contraofensiva que tomó todo lo que quedaba de Aragón en poder republicano, llegando hasta el Ebro.
Para la gran ofensiva se contaba con 200.000 soldados, 750 piezas de artillería y 300 aviones. Para romper el frente sur de Aragón se seleccionaron cuatro puntos y el 9 de marzo comenzó la gran batalla. Primero se atacó con aviación y artillería, para barrer las trincheras y fortificaciones, y luego avanzaría la infantería con todos medios mecanizados disponibles, que eran:
El Cuerpo de Ejército Marroquí, con 45.000 hombres, atacó las cercanías de Belchite. La 1º División de Navarra apoyada por la caballería atacaría por Herrera de los Navarros, rompiendo el frente en Badenas, y continuando hacia Moyuela.
El Cuerpo de Tropas Voluntarias Italianas, con 35.000 hombres, atacaron por Rudilla y la muela de Anadón, continuando hacia Muniesa. El Cuerpo del Ejército de Galicia, con 12.200 soldados, atacó por Vivel del Río, junto a Valdeconejos, y continuando hacia Montalbán.
La madrugada del 9 de marzo, se rompe el frente por Rudilla y los numerosos cañonazos que se disparaban se oían perfectamente en Plenas. Empezó a entrar miedo a los milicianos y gentes de izquierda de Plenas, que empezaron a plantearse que pronto llegarían las tropas de Franco. Ese mismo día 9 hay intentos de venganzas antes de marcharse a todo correr del pueblo Algunos significados milicianos se dedicaron estos últimos momentos, poco antes de abandonar el pueblo, a amenazar a mujeres y niños de conservadores que habían huido, que estaban aterrorizados encerrados en sus casas. Por todos los sitios se comentaba que los moros iban a violar a todas mujeres rojas españolas que encontraran. En Plenas se reunieron los del comité y decidieron marcharse a toda prisa, unos cuarenta, a los que se les dio una cantidad de dinero para que pudieran vivir.
Aurora Cebollada, hija de Braulio Cebollada, comentaba que «cuando se iban acercando los franquistas, estaban muchos pensando en irse. A los niños no les decían nada y llevaban vida normal, para no levantar sospechas, por si acaso. Un día habían hecho pollo para comer y habían puesto las mesas. Llamaron a los niños a comer pero en vez de eso salieron en silencio total por la puerta falsa, dejando la comida en la mesa y caminado con sumo cuidado llegaron a Moyuela donde montaron en un camión y llegaron hasta Barcelona».
La ofensiva se iniciaba con una verdadera exhibición de fuego de artillería y aviación contra las posiciones defensivas republicanas: a primera hora de la mañana eran atacados por aire Herrera de los Navarros; poco después Segura de los Baños en dos ocasiones con pequeñas formaciones de bombardeo franquistas; mientras más de veinte aparatos lo hacían sobre Martín del Río también dos veces. Igualmente serían bombardeadas las poblaciones de La Puebla de Albortón, Belchite y Fuendetodos
El teniente Joan Sales, que estuvo allí, nos explica los acontecimientos durante aquella jornada en su batallón y brigada: «Me despertó un estrépito infernal. Era el 9 de marzo al comenzar el día; apenas amanecía. La artillería enemiga había abierto inesperadamente un fuego general e intensísimo sobre el frente ocupado por nuestra brigada y las dos vecinas al norte y al sur. Aproximadamente a mediodía, todas nuestras fortificaciones, hechos con tantas sudadas a lo largo del invierno, habían sido destruidas, los parapetos arrasados, volados los nidos de ametralladoras, las alambradas destruidas. La infantería enemiga avanzaba protegida por masas de tanques de montaña, que nosotros no habíamos visto nunca ni teníamos idea que existieran; unas tanquetas capaces de subir cerros hasta arriba como si nada. Nosotros habíamos improvisado unas segundas fortificaciones, desde las cuales nos defendíamos cómo podíamos, cuando el día siguiente día 10 el mando superior ordenaba que nos replegáramos a Monforte primero y después a Plenas».
«Desde la peña que cubría aquella cueva, donde nos habíamos escondido Jorzapé y yo, veíamos a una distancia como de siete u ocho kilómetros a nuestro sur las columnas enemigas como avanzaban: delante iban los tanques, seguía la infantería en camiones y encima de todo este dispositivo, protegiéndolos, volaban las escuadrillas de vigilancia». Como apoyo para defender la posición los soldados catalanes recibirán sólo un solo cañón, elemento del todo inservible ante la acometida.
En El Periódico de Aragón del 9 de febrero de 2009, sale un articulo sobre el libro "Dientes de leche", escrito por Ignacio Martínez de Pisón. Hablan de la Historia de Gaspar Crespo, natural de Villar delos Navarros:
(…) “El 9 de marzo de 1938 estaba en el monte, entre Villar y Moyuela, con mis tíos Felix y Felipe. Cuidábamos las ovejas cuando nos gritan: ¡Que vienen los nacionales!¡Que llegan con los moros!. Sus tíos republicanos huyen con el crío a cuestas mientras a su madre los militares le impiden seguirlos. De Moyuela a Lécera, de allí a Albalate del Arzobispo, donde ví mi primer muerto. Comimos porque matamos a una gallina, y también un chusco de pan mojado. Los cadáveres se agolpaban en las cunetas. Pasamos por Alcañiz en pleno bombardeo. También por Caspe, y de ahí a Fraga y Lérida. En un tren con mil personas llegamos a Barcelona”.
En el Villar de los Navarros, las tropas franquistas concentraron a numerosos prisioneros hechos durante este rapidísimo avance. Allí llego el Tercio de Requetés de Lácar, que venían desde Fombuena y Nogueras. Estuvieron algunas horas y luego continuaron hacia Moyuela (Del Libro “El Tercio de Lacar” de Carmelo Revilla).
El día 10, la brigada de Joan Sales, por orden del comandante Invernón, se retirarán hasta Plenas, puesto que las dos brigadas que se encontraban en línea con la 131 se habían derrumbado y para no quedar rodeada, había que recular. Durante estos primeros momentos de retirada, toda una compañía de fusileros-granaderos quedará rodeada y hecha prisionera por las tropas fascistas. En Plenas el batallón tomó posiciones mientras se reorganizaban y localizaban otros componentes de la unidad, como el capitán Gordó y el teniente Torres. Víctor Torres también nos recrea la visión dantesca de las unidades atacantes: «En aquellos momentos, nuestra división disponía únicamente de fusiles y armas automáticas y todavía sin llegar a completar las plantillas. La artillería y la protección aérea eran una pura ilusión. El enemigo, en cambio, contaba con una infantería correctamente armada y en parte motorizada, con gran apoyo artillero y aéreo, además de numerosas unidades blindadas, que aparecían por primera vez en aquel frente. Confieso que la visión de aquellos monstruos de acero vomitando fuego por todas partes en medio de un gran rugido, subiendo y bajando fácilmente por aquellas cordilleras me produjo una sensación de insignificancia y un miedo apenas contenible». Con todo, la 132 brigada resistió durante casi dos días a costa de un precio muy alto entre heridos, muertos y desaparecidos, mientras la 131 iniciaba la retirada al atardecer del 9 al 10, después de haber soportado el ataque toda la jornada.
Poco después llegaba a Plenas la caballería mora, obligándolos a replegarse hacia Moyuela. Pero bien pronto tendrán que salir también de esta villa para seguir reculando hasta Moneva, a unos ocho kilómetros. En Loscos, más al oeste de estas últimas villas, Fèlix Bonet fue hecho prisionero por las tropas franquistas: «Nos cogió la caballería. De los veteranos nos salvamos algunos, pero de los quintos casi ninguno, con varios muchachos de la quinta del 39 que hacía ocho o diez días que estaban con nosotros. Cuando se me acercó un fascista montado a caballo yo, que iba por el lado del margen, me tiré abajo y el golpe de sable tocó las piedras. Si hubieras visto las cabezas de las personas como botaban... Dicen que hacen tres botes, y así lo vi. Al final no pude volver donde estaban los míos, que ya marchaban de retirada».
Continuaron retrocediendo hasta Ventas de Muniesa, donde el 524 batallón estuvo a punto de quedar rodeado por el enemigo. Finalmente, consiguieron salir de esta situación comprometida para ir hacia Lécera: «Hacíamos las caminatas, sobre todo, por la noche; cuando llegamos a Lécera, apenas amanecía. Dormimos en unos pajares escasas horas, rendidos de hambre y de sueño, para continuar la retirada hasta la villa de Albalate del Arzobispo, donde acampamos en unos cerros de la orilla oriental de Martín –la villa se levanta al occidental– que nos iban bien para hacernos fuertes con poco trabajo. Era la madrugada del día 11. Desde el primer momento la aviación enemiga no había dejado de perseguirnos; parecía un vuelo de moscas que no te lo puedes quitar de encima» nos explica Sales. El nuevo recorrido Lécera-Albalate suponía cerca de 20 kilómetros más de una marcha forzada por el constante adelanto franquista. Pero no todo eran retrocesos y retiradas a la desesperada. También se resistió con tenacidad, como nos informa uno de los militares republicanos implicados en estas operaciones: «En Muniesa, a lo largo de las carreteras, ha sido vista una gran concentración de fuerzas, que creemos que se trata de una de las columnas motorizadas». Y añadía: «La 131ª brigada ha sido envuelta en Moyuela y se ha batido con heroísmo magnífico. Ha derribado con fusil un avión de caza, cayendo en nuestras líneas carbonizados sus tripulantes, y han recogido un aviador italiano que ha aterrizado a consecuencia de uno de los combates con nuestra aviación.». El avión abatido no era un aparato de caza sino uno de bombardeo ligero alemán Heinkel He-45 tripulado por dos españoles que efectivamente murieron. En cuanto al aparato italiano, este era un Fiat Cr-32 del suboficial piloto Giuseppe Zuffi. El comisario Víctor Torres se encontraba presente en el sector de Plenas aquel día 10 de marzo cuando el piloto realizaba el aterrizaje de emergencia: «Intenté parar los soldados que querían asesinar el piloto italiano. Nos habían estado ametrallando y no con poco esfuerzo conseguí salvarlo de un linchamiento. El comandante Invernón y el comandante López Descalzo se hicieron cargo del prisionero, sano y salvo. Poco después, los tres se marcharon».
Según el comisario Víctor Torres los tres se pasaron a las filas enemigas, hecho que coincide con el que nos escribe el historiador Pedriali. El avión italiano había sido abatido por otro caza, un chato republicano que, a su vez con otros aparatos, se encontraban ametrallando las tropas fascistas sobre Blesa. Según el mismo historiador, el piloto italiano consiguió convencer a 23 desmoralizados soldados rojos y dos oficiales a considerarse prisioneros de las avanzadas de los Flechas Negras italianos”.
Aun así, creemos que al piloto cautivo no debió de suponerle demasiado esfuerzo convencer aquellos combatientes desmoralizados y a los dos militares profesionales. Por aquellos quien simpatizaban con los fascistas era pues el momento más apropiado para pasarse, puesto que no había posiciones definidas y el frente era un caos, sin líneas de frente. Y además con el premio de traer un piloto italiano que entregaban sano y salvo.
También suponemos que si los avances enemigos hubieran sido unidades de falangistas o de tropas moras, algunas de las cuales no hacían prisioneros, seguramente los oficiales y soldados no se hubieran entregado.
Cuando entraron las tropas franquistas en Plenas, venían acompañados por tropas moras. Venían en camiones. Los soldados marroquies se dedicaron, en los primeros momentos, a saquear las casas de la localidad, pues parece ser que se quedaban con el botín de guerra que conseguían, incluso saquearon casas de personas de derechas.
El general Monasterio pasó por el pueblo y se hospedó en casa de Remigio Ortín. Los republicanos mas destacados habían huido del pueblo un poco antes y no hubo resistencia salvo la de un francotirador que se subió a la torre de la iglesia con una ametralladora. Desde allí estuvo disparando a todo lo que se movía y a las tropas que llegaban. Algunos niños insensatos iban corriendo por las calles entre disparos y milagrosamente no hubo muertos. Varios soldados nacionales se arrastraron hasta la iglesia y con sumo sigilo fueron ascendiendo y sorprendieron al francotirador, al que mataron y arrojaron desde lo alto del campanario. Allí quedó tendido un tiempo y se acercaban los niños del pueblo a verlo.
Por la localidad estuvieron circulando camiones cargados de soldados de un lugar a otro, Algunos niños subían a los camiones e iban un pequeño trayecto montados. En uno de ellos se subió Pedro Gracia, un chaval travieso del pueblo, con tan mala fortuna que yendo sentado con las piernas hacia fuera, pasó otro camión con soldados y le arrancó la pierna. Desde entonces es Pedro “el Cojo”.
El 10 de marzo la caballería ocupó Loscos, Blesa, Plenas y Moyuela y los italianos Maicas, Cortes de Aragón y Muniesa.
El batallón de Joan Sales resistirá hasta el anochecer del día 12, momento en que los tanques fascistas entraban en Lécera: «Ya no eran tanquetas de montaña, sino tanques de muchas toneladas que avanzaban en formación (…) Esta cantidad de tanques y la nueva artillería, también desconocida por nosotros, que nuestros soldados bautizaron como la loca porque echaba granadas rompedoras de pequeño calibre a ritmo de ametralladora, habían sido para nosotros una sorpresa total añadiéndose a la de una ofensiva de proporciones monstruosas que nadie esperaba». El oficial catalán, continúa explicándonos los combates del día 12 en Lécera con la intervención de la aviación republicana, en el momento quizás más complicado para los soldados republicanos: «Los tanques, después de ocupar la villa, se disponían a pasar el puente –que no había sido volado por los ingenieros, tal era el desorden de la retirada de nuestro ejército–, al mismo tiempo que una nube espesa de aviones de bombardeo y de caza venía en dirección a nosotros. Apareció entonces, por primera vez desde el comienzo de la ofensiva enemiga, una escuadrilla de cazas de la República, que con una temeridad que nos dejó helados de admiración, les hizo frente y los mantuvo distraídos el tiempo necesario para que nosotros, cumpliendo órdenes superiores, pudiéramos desaparecer disciplinadamente por una barrancada estrechada y honda en dirección este. Exitosa esta maniobra, la escuadrilla republicana huyó a una velocidad vertiginosa y la nube de bombarderos pudo descargar sobre las posiciones donde momentos antes estábamos nosotros».
Aquel día la aviación republicana había realizado hasta tres salidas para colaborar con las tropas terrestres, pero nada se podía hacer ante unas fuerzas atacantes las cuales durante la segunda fase de la batalla superaban los 100.000 hombres ante unos 35.000 defensores desorganizados y con unas reservas formadas en muchos casos por reclutas nada experimentados. (…). Las brigadas de la 30 división no pueden hacer otra cosa que recular como pueden puesto que están abrumadas por el enemigo, sin líneas de defensa, se hunden por la velocidad y progreso de las fuerzas atacantes.
El día 13 caían Montalbán e Híjar, con las minas de Utrillas. Antes del 14 de marzo ya habían roto el frente en las Cuencas Mineras y el Bajo Aragón, conquistando todo el territorio hasta el río Guadalupe. El 19 de marzo ya había conquistado todo el Bajo Aragón y llegan al Ebro. A partir del 22 de marzo comenzará la batalla del Ebro, que marcará el inicio de la ofensiva sobre Cataluña.

Nota La mayor parte de este relato se ha hecho con textos sacados del preciosos testimonio de Joan Sales. http://www.irla.cat/documents/columna-mc-web.pdf
De Joan Sales ya hicimos una pequeña entrada en el blog http://plenaszaragoza.blogspot.com/2010/09/relato-de-un-soldado-catalan-en-plenas.html que trata de catalanes que estuvieron en el frente de Aragón

5 mar. 2012

El tío Barrigudo

Finalizada la guerra civil era necesario sacar dinero de donde fuera ya que la economía estaba bastante resentida. En las ciudades los alimentos no iban abundantes y a veces, para obtenerlos había que recurrir a los pueblos.
Cuando el “coche”, –así le llamaban al autobús de línea procedente de Moyuela– llegaba a Zaragoza, la baca iba "hasta los topes" de cestas, pollos, vino, o cualquier producto agrícola. Pero, había una serie de impuestos que había que pagar para entrar mercancías a las ciudades.
Cierto día el vehículo hizo su entrada a Zaragoza, como era habitual, por el barrio de Casablanca. Allí se encontraban los funcionarios de “abastos” que con el rigor de la ley procedían a controlar la mercancía que entraba a la ciudad.
El autobús procedía de Moyuela, ya que por aquéllos años no había carretera de Plenas a Moyuela y era necesario bajar a Moyuela andando, en caballería o carro.
Un labrador de Plenas, el tío Barrigudo bajaba a Zaragoza llevando entre sus manos un barral con medio cántaro de vino tinto. Entonces, los funcionarios de “abastos” al verlo se dirigieron a él:

–¡Oiga señor!, ¿Qué lleva en la garrafa?

–Pues vino, qué voy a llevar –contestó el viajero–.
–Si quiere meter el vino a Zaragoza, tiene que pagar tantas pesetas –dijo el funcionario–.
–¿Cómo? –dijo el plenero con extrañeza–.
–¡Que tiene que pagar! Que si no paga no entra el vino.
 
El tío Barrigudo quedó mudo ante la orden que sus oídos percibían, ya que desde la guerra, nadie le había llevado la contraria.
Que si paso el vino pago, que si nó, no pago. –Pensó–.
¡Señor guardia! –llamó al funcionario– he pensao… ¿me deja el barralico un momento?
El funcionario no lo pensó más y entregó la garrafa al campesino. Pero el tío Barrigudo, que no llevaba idea de pagar, cogió la garrafa, le quitó el corcho y ante la mirada de varias personas, se la bebió entera. Acabada la faena se dirigió nuevamente al guardia:
–Y ahora qué, tengo que pagar por el vino o qué, entregando el envase vacío.
Todos quedaron con la boca abierta, se había bebido los cinco litros de vino.

Recuerdos de posguerra y estraperlo


El día 10 de octubre de 2008, fuimos a Salou a una conferencia que daban Celedonio Garcia y José Antonio Adell, en el Centro Aragonés de la localidad. A la conferencia acudió Antonio Gimeno, un plenero que se dedicó a negocios de hostelería, con el que estuvimos hablando y nos contó sabrosas historietas de su vida.
Nació en Plenas, en 1937. Era hijo de Cesáreo y Bárbara. Su padre tenía una tienda de comestibles en Plenas. Su madre se dedicaba a vender y su padre iba a buscar productos en carro a Escatrón, Albalate, Andorra, Daroca… y a veces se llevaba a Antonio.
Eran los tiempos del estraperlo y se aprovechaban los viajes para contrabandear con aceite fundamentalmente.
Siendo Antonio niño, de 9 ó 10 años, se fue con su padre hasta Daroca con el carro.
A la vuelta a Plenas, el carro iba cargado y al pasar por un camino, como había barro, el carro se ladeó y se quedó enganchado en un talud y no había forma de sacarlo de allí. Cesáreo se fue a buscar unas caballerías al pueblo cercano y dejó allí al niño, que era ya de noche, con el carro en medio de la nada. Antonio estaba lleno de miedo. A las tres horas volvió Cesáreo con las caballerías y ya pudieron sacar el carro.
En verano viajaban de noche por el calor y también para evitar a la guardia civil. Llevaban sacos y dentro metían los botos llenos de aceite, y enciman ponían las frutas y verduras, y otros productos.
En cierta ocasión pararon en una venta junto a una estación e iban cargados de aceite de estraperlo, y al entrar, el corazón les dio un vuelco porque encuentran allí dentro a la guardia civil tomando unas cosas, pero no pasó nada.
Conocían a la Guardia Civil. Dice que en Azuara había dos que eran más buenos, pero los de Belchite eran muy malos. Estos les paraban y para ver si llevaban aceite , metían la varilla de limpiar la boca del fusil a ver si encontraban algo.
A las caballerías les decía “pasallá” para girar a la derecha y “güesque” para girar a la izquierda.
Una vez, yendo en medio de unos campos, se asustaron pues iban con el carro cargado y a lo lejos ven que se les acercaba una pareja de la guardia civil en bici. Ya creían que estaban perdidos, cuando observan que los guardia civiles tuercen por un camino y continúan como si nada. Pasan cerca de ellos pero no les dicen nada. Nunca les pillaron pero pasó mucho miedo.
Llevaba los productos a vender por los pueblos. Una vez fue a vender aceite de estraperlo a un pueblo de Guadalajara desde Albacete.
Antonio, de niño, montaba muy bien a caballo, a pelo, sin montura y su padre le mandaba a los pueblos vecinos a cobrar lo que les debían cuando se cobraba la cosecha, e iba a caballo. Me comenta que aún guarda todavía, 70 años después, la libretica donde tiene apuntados a varios que todavía no le han pagado lo que le debían.




4 mar. 2012

Notas sueltas sobre dichos, juegos

En hojas sueltas tengo varias anotaciones sobre Plenas que pongo aquí:

Dichos varios

1. Si subes a Plenas
Vete con las tripas llenas
(dicho de Moyuela)

2. Una vieja se pedió
en el mojón de Badenas
y llegó la corrupción 
hasta el termino de Plenas (Refranero Geográfico Turolense)

3. Siete partes tiene un pedo: 
hincha,
deshincha,
abre,
cierra,
huele,
se esparce por la tierra
y aparta los pelos de la gurrupera
(A. Ortin)

De juegos infantiles

4 ¿El que hay aquí?
–Un gusanico 
¿Cómo lo sacaremos? 
–Con un palico 
¿Adonde lo tiraremos? 
–A un tejadico 
El que enseñe los dientes
pagará ciento…

5. Al zorrocotroco, chirinchinchín 
pasó por la puerta
del tio Serafín 
fue al campo, 
se hartó de higos 
y le pegó 
con la cola del tocino 
por ser el más cochino… (Mercedes del Río y Máxima Gracia)

6. Pizco lo mizco 
tortolico 
vende las cabras  
a veinticinco
¿en que corral?
¿en que calleja? 
salte tú
por la puerta vieja.

Expresiones de Plenas

7. Pides más que la tía ermitaña. 
Que te vienen los de Cucalón (cuando un empieza a cerrar los ojos para dormirse).
Cuida no te vayas a esganguillar.
Ahora ya están esgallinadas.
Me han traido unos pollos que paicen alibuces (avestruces).
Villarejo, patas de conejo.
Cuesta abajo, la mierda corre.
Te has eslaminau (te has arreglado).
Voy envueltica en agua.

Se paice a la tía Ausola (cuando una persona es muy nerviosa).
La “romana del diablo” se le llamaba en Plenas a una romana para pesar que llevaban los comerciantes y que siempre pesaba, hicieran lo que hicieran, a favor del comerciante.

Romana. Fuente: http://wdict.net/es/word/romana+%28instrumento%29/